Juegos para enseñar a los niños a ahorrar energía

Juegos para enseñar a los niños a ahorrar energía 

Ya conoces el viejo dicho: “El juego es el trabajo de la infancia”. Y si buscas una forma de ayudar a tus hijos a desarrollar hábitos saludables -como el ahorro de energía-, quizás quieres probar algunos de estos juegos. Son divertidos, entretenidos y, lo mejor de todo, enseñarán a tus hijos buenos hábitos que van a durar toda la vida.

1. La gincana de la energía

La gincana de la energía es un juego por parejas donde cada equipo recibe una lista de tareas que debe realizar. Los equipos deben completar las pruebas en un tiempo determinado, y todas las pruebas nos llevan a diferentes formas de ahorrar energía en casa. ¡Gana el equipo con más puntos!

Una lista de posibles actividades para ahorrar energía en esta gincana incluye:

  • Jugar con juguetes que no necesiten pilas ni electricidad.
  • Utilizar botellas de agua reutilizables.
  • Apagar las luces de todas las habitaciones.
  • Desenchufar los aparatos que no se estén utilizando.

2. De oca en oca, ¡ahorrar energía te toca!

Es posible organizar un juego en un pequeño tablero casero en el que haya diferentes casillas que incentiven al ahorro. La dinámica puede ser simple: gana quien tenga más dinero ficticio al final del día.

Además de ser una buena iniciativa para poder divertirnos con ellos fabricando el propio juego, también podemos aprovechar para poner diferentes formas de ahorrar energía. Entre las propuestas, está diseñar una especie de «juego de la oca» donde las casillas de gasto innecesario te hagan retroceder y otras de ahorro energético te hagan avanzar.

3. El juego de la memoria energética 

Este juego puede realizarse imprimiendo imágenes sobre el ahorro de energía o bien se pueden realizar con papeles y de forma escrita.

Cada tarjeta tendrá otra tarjeta que será su compañera. Así, puedes imprimir las siguientes tarjetas:

  • Si enciendo el horno, puedo utilizar el calor para…. Cocinar otra cosa
  • Si encuentro el grifo abierto sin utilizarlo tengo que…. Cerrar el grifo
  • Es mejor utilizar pilas recargables que… Pilas desechables
  • Es preferible ducharse que… Hacerse una bañera
  • Es mejor para ahorrar energía si utilizo… Luz natural
  • En lugar de usar el microondas, debo… Calentar los ajenos al fuego de la cocina
  • Prefiero lavar la vajilla de forma… Manual y no utilizar un lavavajillas

Se imprime cada tarjeta y se las coloca boca abajo sobre una mesa. Es importante que al estar las mismas boca abajo, todas se vean del mismo color. De esta forma, los niños tendrán que jugar al juego tradicional de la memoria pero intentando encontrar cada una de las tarjetas compañera.

4. El juego del temporizador de tres minutos

Para jugar, pon un temporizador durante tres minutos. Haz que los niños apaguen todas las luces, ventiladores, ordenadores y otros aparatos de la habitación o habitaciones.

¡A ver cuánto tiempo podéis estar sin encender nada antes de que acabe el tiempo!

Intentad batir vuestro propio tiempo cada vez que juegues a este juego con ellos.

5. El juego de la calculadora de energía

El juego de la calculadora de energía es una hoja de cálculo que te permite jugar con las variables de coste, distancia y eficiencia del combustible para determinar la forma menos costosa de viajar. Si desea enseñar a su hijo a ahorrar energía y los costes de los diferentes medios de transporte, es un buen punto de partida.

Para jugar, descarga un juego de calculadora de energía (hay varios disponibles en Internet).

Estos juegos son formas divertidas de animar a los niños a pensar en el ahorro energético

Estos juegos son divertidos y animan a los niños a pensar en el ahorro de energía. Las posibilidades de jugar a estos juegos para niños de todas las edades son infinitas. Aunque las ideas de los juegos pueden parecer simples y sencillas, en realidad son bastante ingeniosas porque recompensan a los jugadores para hacer pequeñas cosas como apagar las luces cuando no se necesitan o desenchufar los cargadores cuando han terminado de cargar los aparatos electrónicos. Con estos juegos, tus hijos aprenderán lo fácil que es ahorrar energía en casa, y recuerda: ¡no hace falta esperar la celebración del Día de la Tierra en la escuela o un acto comunitario para empezar a divertirse ahorrando energía!

Si buscas una forma de enseñar a los niños la importancia de ahorrar energía, estos juegos les harán pensar y aprender hábitos sostenibles. Quizás al principio no se den cuenta, pero jugando a uno de estos juegos o inventando uno nuevo, están aprendiendo a tomar decisiones inteligentes que pueden marcar su futuro y el del planeta.