¿Qué es la educación en el tiempo libre y por qué es tan beneficiosa para la salud de los niños?

La educación en el tiempo libre es una comunidad de aprendizaje

La educación en el tiempo libre es una experiencia de convivencia y aprendizaje que se realiza cada año con el grupo clase de la escuela, a través de las colonias escolares.

¿Recuerdas el momento de hacer la mochila cuando ibas de colonias? Los nervios en la barriga para no saber si llevas suficiente ropa, si faltará alguna pieza de abrigar o asegurarte de haber puesto el lote en la mochila. Una vez en la escuela subir al autocar ver con quien te sentarás durante el viaje. Sentir que vas a pasar unos días con todos tus compañeros y compañeras, compartiendo casa, comidas y actividades.

Con el tiempo libre los niños exploran una realidad diferente a la cotidiana

La compañía, la comida, el entorno, las actividades… Todo es nuevo, lo que comporta aprendizajes muy interesantes. Los maestros tienen la posibilidad de experimentar la tarea educativa fuera del aula, y todo el personal de la casa de colonias se entrega a su trabajo para que esté todo listo. Así es el tiempo libre, un derecho fundamental, el poder disfrutar de la naturaleza en un entorno seguro y cuidado.

Gracias a la educación el tiempo libre aprendemos e incorporamos valores esenciales

La educación en el tiempo libre nos ayuda a incorporar valores tan esenciales como el de la convivencia, el respeto mutuo, la solidaridad, la tolerancia a la diferencia, la sostenibilidad, etc., así como conocerse a uno mismo, probar los límites propios, descubrir nuevas habilidades, crear nuevos vínculos, expresar emociones, desarrollar la creatividad, deshacerse de algunas etiquetas y poder vivir una experiencia significativa que para cada uno será diferente y única.

Los juegos de tiempo libre nos permiten restablecer nuestro vínculo con la naturaleza

Pasear con el olor a hierba fresca y húmeda de la helada de la noche, caminar por el entorno descubriendo los diferentes árboles, plantas y arbustos, la fauna que vive allí y sus rastros… En resumen, poder volver a disfrutar de la simplicidad de la vida, que es muy necesario para poder entender dónde vivimos y qué podemos hacer para cuidarnos y cuidar este planeta maravilloso.

El tiempo libre es un tiempo de descubrimiento de uno mismo y del entorno

Tocar, oler, probar, escuchar… Nos descubrimos y descubrimos nuestro entorno con todos los sentidos y de forma activa. Es el momento de poner atención a lo que tenemos entre las manos, lo que pisamos, lo que comemos, dónde vamos, qué sentimos o con quien estamos. En las colonias los niños y jóvenes expresan y ponen nombre a sus sentimientos y emociones, en un entorno que les acompaña sin juicio cuando experimentan sensaciones y sentimientos nuevos, que hasta ahora no habían oído.

¿Verdad que los beneficios emocionales de la educación en el tiempo libre son mágicos?🤩

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *