Comunicado de Prensa del sector de las colonias: #ColoniasEnLucha

El sector de las colonias (facturación anual aprox. De 120M € y más de 3000 trabajadores) somos un colectivo comprometido y vocacional con una larga tradición en el mundo de la educación y el ocio en Cataluña. Desde el mes de marzo, y debido al cierre de las escuelas y seguido del cierre de las casas de colonias y albergues para la Covid-19, nuestra facturación se interrumpió en seco justo antes de empezar la temporada. En la mayoría de los casos, la facturación ha bajado más de un 80%, con el agravante de haber hecho inversiones y reformas justo antes de una temporada que no ha existido. Todo ello nos ha llevado a una importante descapitalización forzando a muchas instalaciones a un considerable endeudamiento

Algunas instalaciones han podido trabajar en julio porque no les han anulado las reservas, aunque la reducción de plazas ha imposibilitado una facturación de recuperación. Y desde agosto, y los meses de septiembre, octubre y noviembre hemos facturado menos del 10% previsto. Aunque oficialmente en estos momentos estamos abiertos de lunes a jueves para acoger grupos escolares, prácticamente no estamos trabajando debido a todas las restricciones y sobre todo, al miedo de las familias y de muchas escuelas. El mantenimiento de las instalaciones es costoso, y las facturas se nos acumulan.

Las casas de colonias y albergues son unas de las principales empresas en entornos rurales, y dan empleo a los jóvenes, uno de los colectivos más castigados por el paro. Cuando la administración habla del reequilibrio del territorio, debería tener en cuenta a las empresas que lo permiten.

Añadir también que las colonias hacen que muchos niños catalanes disfruten de unas convivencias que les permite generar vínculos profundos no sólo con los compañeros/as y maestros, sino también con el paisaje y territorio del país, conociéndolo por respetarlo y quererlo.

La incertidumbre de la evolución de la Covid-19 hace peligrar también las reservas de la próxima temporada, que ya nos están cayendo y que comienza en marzo, debido a la pandemia del miedo que también nos ha invadido. Después de perder la primavera y el otoño 2020, sin poder acoger a entidades de ocio ni grupos de familias, estamos atrapados en una difícil situación.

Nuestro sector acaba de recibir una anecdótica ayuda económica, del todo insuficiente y, además poco equitativa, ya que existe la misma ayuda para una casa de 40 plazas que por una de 150, para casas que abren todo el año y las que abren sólo en verano.

Por este motivo, reclamamos ayudas efectivos que puedan garantizar la supervivencia de un sector que aporta valor identitario y cultural como país, beneficios emocionales y de salud física a miles de niños y jóvenes (se calcula que cada año pasan más de 550.000 personas mayoritariamente niños y jóvenes, por las casas de colonias y albergues de Cataluña) por el contacto durante unos días con el bosque y la naturaleza, por el importante complemento pedagógico que estamos en el currículo escolar, y desde el aprendizaje vivencial y experiencial que de momento, no tiene sustituto en el sistema educativo (naturaleza, medio ambiente, historia, arqueología, ecología, volcanes, granjas escuelas, escuelas de mar…). Somos, además, empresas extremadamente vinculadas al territorio que cuidan y mantienen los bosques y entornos naturales.

El ocio de nuestro país es un agente educativo de primer orden, y si la educación es un derecho fundamental de la infancia, el ocio educativo también y está en peligro. Si las escuelas, instituciones y Sanidad están preocupados por promover el contacto al aire libre y en la naturaleza ya que ofrecen seguridad epidemiológica y menos riesgo de contagio, las casas de colonias y albergues somos los espacios más interesantes de aprovechar y sostener, y la opción más económica porque ya existimos.

Por todos estos motivos reclamamos que la administración cuente con nuestras instalaciones y ponga medios suficientes para garantizar la supervivencia del sector de las colonias en Cataluña y detener el cierre de empresas (muchas de ellas familiares) relacionadas con el sector (casas de colonias, albergues, agencias, empresas de monitoraje…).

#ColoniasEnLucha
#ElOcioEducativoEsSeguro
#LasColoniasSonVitales
#LoAprendíDeColonias
#QueElCírculoDelOcioEducativoNoSeRompa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *